martes, 18 de noviembre de 2014

Dejar de fumar porros

La luna de miel es el principio, dónde todo cuaja, dónde se experimenta los más profundo del cannabis, el consumo independiente, lo definiremos así porque éste no ataca a la vida del ser sino es el principio de una condena dónde los primeros meses se cumple en un hotel cinco estrellas, que más tarde se convertirá en una cárcel iraní.

viernes, 14 de noviembre de 2014

La acupuntura es una técnica de la medicina tradicional china que usa la colocación de agujas en puntos  del cuerpo para alentar la circulación de la energía. La acupuntura se usa poco a poco más como tratamiento para dejar de fumar por sus buenos desenlaces para reducir la ansiedad, el mal humor y el nerviosismo propios del síndrome de abstinencia a la nicotina (dejar de fumar).



En los tratamientos para dejar de fumar, la acupuntura frecuentemente se combina con auriculoterapia (es un procedimiento de tratamiento asimismo conocido como auriculopuntura, variación de la acupuntura, que consiste en la estimulación de los puntos acupunturales que se encuentran en el pabellón auricular. Sobre sus efectos, se han señalado la aplicación para el control del exceso de hambre y la reducción del síndrome de adicción al tabaco o bien tabaquismo, aparte de su utilización como anestesia en operaciones quirúrgicas).

Un tratamiento estándar para dejar de fumar con acupuntura dura entre cuatro y cinco semanas, mas realmente el número y la periodicidad de sesiones de acupuntura precisas para dejar de fumar depende de cada paciente.

Se ha estudiado que un fumador puede aliviar la ansiedad ocasionada por el abandono del tabaco con unas cuantas sesiones de acupuntura conjuntada con auriculoterapia. Esta última, como ya hemos citado,  es una variación de la acupuntura que emplea la oreja como zona refleja, bien conocida por sus efectos para fortalecer el efecto de la acupuntura.



La acupuntura no es una técnica dolorosa para el paciente ni peligroso para su salud. En el tratamiento antitabaco acostumbran a aplicarse unas diez o bien quince agujas (agujas tan pequeñas como el calibre de un pelo). Cuando se efectúa solo con auriculoterapia el número de agujas es menor.

Tras una sesión de acupuntura o bien de auriculoterapia ciertas agujas continúan en el cuerpo adheridas con una cinta hasta el momento en que exactamente el mismo paciente o bien el acupuntor las quita en la próxima sesión.

Entre el ochenta y el noventa por ciento de los fumadores que usan la acupuntura para dejar el hábito lo logran en menos de 3 sesiones, conforme explica el médico especialista en Geriatría y Acupuntura, el doctor B. Carrillo, que aconseja el empleo de esta técnica pues posee menos efectos secundarios que otros métodos y alcanza el propósito deseado en "menos tiempo".

"La idea es que el paciente quede indiferente del tabaco con las sesiones que haga falta, la inmensa mayoría de los pacientes, entre un ochenta y un noventa por ciento emplea entre una y 3 sesiones, hay alguno que precisa más, si bien no son la gran mayoría", agrega.

De esta manera, este especialista asevera que, por lo menos, un ochenta por ciento de los pacientes logran con estas sesiones quedarse indiferentes, ahora bien, advierte de que, "el tiempo que va a estar sin fumar va a depender siempre y en toda circunstancia del paciente". "Logramos que los fumadores se queden hartos de forma indefinida", no obstante "no va a mudar la sensibilidad del SNC (sistema nervioso central) hacia esa droga, con lo que es posible que un año después el paciente se vuelva a enganchar".

La mayor parte de los fumadores habituales poseen deseos de dejar de fumar, todos y cada uno son siendo conscientes del peligro para su salud, mas muchos poseen temor al síndrome de abstinencia y a no ser capaces de lograrlo, con lo que, de forma continua, van aplazando el instante terminante para procurarlo. Todavía de esta forma, el sesenta por ciento de los fumadores ha intentado dejarlo alguna vez, mas solo entre un tres por ciento y un cinco por ciento de quienes fuman y efectúan intentos de desamparar el hábito, lo logra exitosamente. Esta baja tasa puede ser explicada en parte, conforme el doctor Carrillo, "por el hecho de que la mayor parte de los intentos de abandono se efectúan sin ayuda, a base de fuerza de voluntad".

Casi el cincuenta por ciento de los pacientes que asisten a la consulta son personas que han comenzado a tener inconvenientes de salud; un treinta por ciento son individuos entre los treinta y cincuenta años, sin problemas médicos mas mentalizados con dejar el hábito y, por último, entre un veinte y un diez por ciento engloban las edades extremas, adolescentes y ancianos, con diferentes preocupaciones.

Sin embargo, el éxito del tratamiento no dependerá de la edad, sino más bien del tiempo que lleven fumando. "La tendencia semeja ser que el paciente que lleva menos tiempo fumando, con independencia de la edad, podría contestar a la terapia con más facilidad que uno que lleva veinte años fumando", explicó.

TABACO: EL PROBLEMA ES LA DEPENDENCIA 

En suma, resume el especialista, "la acupuntura es una técnica indolora, no traumática, sin efectos secundarios, y eficiente y eficaz para lograr sostener al adepto a la nicotina indiferente respecto al tabaco, en especial en fumadores motivados para desamparar esta perjudicial dependencia".

En nuestros días, está técnica se usa cada vez con mayor frecuencia para tratar inconvenientes relacionados con la dependencia a las drogas. Desde principios de los años setenta ya se comenzaron a estudiar los efectos ventajosos que esta técnica tenía para calmar los síntomas relacionados con la dependencia a los opioides.

Las propiedades psicofarmacológicas de la nicotina son afines a otras drogas psicoestimulantes de abuso, como las anfetaminas y la coca. Conforme señala el doctor Carrillo, que lleva ejercitando como tal a lo largo de los últimos quince años, "todas y cada una estas drogas generan excitación y estimulación de la actividad motora cuando se administran tanto a animales de experimentación como a humanos".

miércoles, 22 de octubre de 2014

Hipnosis para dejar de fumar

Todo el mundo se acerca a la idea de dejar de fumar en su propia manera única y por sus propias razones. De manera similar, cada individuo tiene un toque único con su hábito. Algunas personas sólo fuman socialmente, algunos fuman 20 al día, unos 50 y así sucesivamente. Expectativa de cada persona acerca de lo fácil o lo difícil que puede ser para detener tiende sin embargo a estar en línea más similar. La mayoría de la gente mira el acto final de dejar de fumar con tanto entusiasmo como la posibilidad de tener su pierna amputada.

Es buena la hipnosis para dejar de fumar?


Mucha gente tiende a pensar que cuando deje de fumar subirá de peso, se pondrá mas irritable, beberá mas, etc...  Es importante saber que esta forma de pensar no ayuda en absoluto. Está creando una expectativa que será muy difícil y extremadamente incómodo de conseguir. Está creando una expectativa de aumento de peso, mal genio y el fracaso. La cosa es lo que esperas pasar, de hecho pasará. Tal es el poder de tu propia mente.

Usted puede sentir un poco de hambre, se puede sentir muy estresado. Esto puede durar hasta tres semanas si tienes Síndrome de abstinencia. Pero si tienes tu mente alrededor del tema de dejar de fumar  no es necesario sufrir esta molestia, no necesitas ser sometido a una batalla interna de voluntades dentro de su mente. Puedes usar la hipnosis para acceder a los entresijos de tu mente, para acceder a tu subconsciente, la parte donde se almacenan los hábitos arraigados y creencias. Fumar es un hábito, y sus diversos patrones, asociaciones y comportamientos están cableados en tu subconsciente.

Con la hipnosis que puedes aprender a relajarte y cambiar tu estado y esto es una gran habilidad mental para adquirir si estás preocupado por convertirte en alguien desagradable. Con la hipnosis puedes aprender a distraerte de antojos y esto también es una habilidad mental bastante útil en el proceso de dejar de fumar. Imagina cuánto más fácil será dejar de fumar si  ya no sufres de ansiedad...

La hipnosis es la verdadera clave porque te permite dejar de pensar en todo lo que alguna vez preocupado o temía. No tienes que engordar y convertirse en una persona"redonda"! De hecho, las sugerencias de hipnosis correctas suelen llevar a preguntarse por qué has fumado alguna vez. Nada nunca controlará tu vida otra vez, cuando aprendas a usar los poderes ocultos de tu propia mente, con la ayuda de la hipnosis.

Los cuatro pasos para dejar de fumar con éxito con hipnosis son estos:


Paso 1 - Desafiar y cambiar tu actual sistema de creencias, asegurándote de que miras el dejar de fumar desde un ángulo diferente. Necesitas abordar tus pensamientos y creencias y ver que se pueden cambiar rápida y fácilmente. Puedes crear una expectativa que se deja de fumar fácilmente sin experimentar ningún efecto negativo en todo.

Paso 2: Cuando estés listo para parar, hazlo, sin miedo y sin esperar. Ahora es hora de dejarte guiar por sugestiones hipnóticas que hagan que tu deseo de dejar se convierta en una acción inmediata. Debes aprender a pensar como un no fumador, no como un fumador que está intentando dejar de fumar.

Paso 3 - Refuerzo es el nombre del juego. Aprender a disfrutar siendo un no fumador y apreciar los beneficios es la clave. También es importante darse cuenta de cómo te sientes mejor físicamente. Es un buen momento para crear nuevos hábitos y expectativas sobre estilo de vida, alimentación y eventos sociales, por supuesto mas sanos...

Paso 4 - El paso final es el futuro; dar un paso hacia el futuro e imaginarte como quieres ser, verte para siempre como un no fumador. No sirve ser un no fumador ahora mientras que al mismo tiempo tienes una imagen de que en el futuro puedes volver a serlo.

Estos son los cuatro pasos para dejar de fumar fácilmente con hipnosis. Hay algunas guías por internet que  te ayudan con el proceso de hipnosis si es que no puedes afrontar ahora el coste de un terapeuta, aunque para mí es una excelente inversión.

jueves, 9 de octubre de 2014

Razones para dejar de fumar

Fumar es una de las causas más comunes de muchas enfermedades, la mayoría de los cuales son terminales. En todo caso, una de las principales razones para dejar de fumar debe ser por el bien de tu salud. La salud de una persona es un regalo precioso que sólo se recibirá una vez. Una vez que tu salud se ha deteriorado no hay devoluciones, reembolsos ni segundas oportunidades. 

domingo, 5 de octubre de 2014

Durante años había estado fumando y decidí parar hace poco más de 4 años. Pensé que ya no era tan joven y mis niveles de condición física en general estaban sufriendo por ello. Así que decidí acabar con este mal hábito en seco y de una vez por todas.